LIBRO DERECHO CONSTITUCIONAL MEXICANO IGNACIO BURGOA PDF

Preview — Derecho constitucional mexicano by Ignacio Burgoa Orihuela. June Learn how and when to remove this template message. Jorge Hernandez marked it as to-read Jun 26, He wrote articles in diverse Law Reviews and for several newspapers and magazines that dealt with public matters. Open Preview See a Problem? Just constitucoonal moment while we sign you in to your Goodreads account. Mexican academics Mexican lawyers Mexican legal writers National Autonomous University of Mexico alumni births deaths Mexican people of Basque descent.

Author:Togore Feshakar
Country:Jordan
Language:English (Spanish)
Genre:Automotive
Published (Last):22 April 2008
Pages:157
PDF File Size:14.56 Mb
ePub File Size:15.74 Mb
ISBN:202-2-80697-486-2
Downloads:4890
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Nesida



Es indudable que el Derecho Constitucional integra una importante rama de la Ciencia Jurdica, o sea, de la disciplina cultural que estudio el Derecho -valga la tautologa- como conjunto de normas de conducta cuyos atributos esenciales concurrentes son la bilateralidad, la imperatividad y la coercitividad. Estos atributos distinguen a la norma jurdica de las dems normas de conducta humana. La bilateralidad entraa que el Derecho regula los actos exteriores del hombre y, por extensin, de toda entidad que tenga un subtrtum humano, pues los actos meramente subjetivos, es decir, aquellos que no trascienden de la inmanencia, son indiferentes a la normacin jurdica, ya que sta slo los toma en cuenta para la estimacin del comportamiento externo y nicamente con vista a este comportamiento, sin el cual permanecen ajenos al campo del Derecho.

Al regular la conducta externa, la norma jurdica la vincula con los variados sujetos frente a queines e despliega, por lo que , a virtud de la bilateralidad, el Derecho es sustancialmente vinculatorio. La moral, dice Recasns Siches evocando a del Vechio, considera los actos humanos en relacin al sujeto mismo que los cumple, determinando entre los actos posibles de ste, cul es la conducta debida.

El Derecho, en cambio, pone en referencia las acciones de una persona con las de otra, estableciendo una coordinacin objetiva bilateral de obrar agregando La norma moral valora las acciones en s mismas de un modo absoluto, y su campo de imperio es el de la conciencia: pretende crear en la misma un determinado orden aquel que corresponda a las exigencias de la idea pura de moralidad.

La norma jurdica, en cambio, considera las acciones humanas, no en su valor absoluto moral, no en su significacin para el orden de la conciencia, sino en su valor para la coexistencia y cooperacin sociales. Una norma moral, por lo contrario, slo constrie subjetivamente y frente a la conciencia, en la medida en que el hombre la acepta como tal, esto es, le otorga valor regulativo para sus actos.

DERECHO CONSTITUCIONAL MEXICANO 22 De ah que, por virtud de la imperatividad, el Derecho sea heternomo, es decir, que las normas que lo integran sean impuestas por una voluntad superior, referible al Estado, y de cuyo poder emana, de lo que se colige con puntualidad lgica que dichas normas son necesariamente coercitivas, entendiendo por coercitividad la capacidad que tienen para hacerse obedecer contra y sobre las actitudes en contrario de los suejots cuya conducta someten, capacidad que imbbitamente involucran por provenir de la potestad estatal y pro garantizar sta su cumplimiento.

El Derecho, explica Recasns Siches, se impone sin tomar en consideracin la voluntad de sus sbditos, sin condicionarse al juicio y a la decisin que les merezca a stos. La regulacin jurdica no pregunta al sujeto si est de acuerdo con ella, sino que le subordina por s misma de un modo objetivo inexorable.

Derecho es por esencia norma de imperio, inexorable, irresistible, exigencia coercitiva. Un orden jurdico que constituye solamente un mero deber cuya esencia se agotase en un puro deber sin ms, no sera propiamente un orden jurdico. Derecho sin coercitividad es una contradictio in adjecto2 Huelga decir, por lo dems, que la capacidad coercitiva de la norma jurdica genera la inviolabilidad de sta, no en el sentido de que no puede quebrantarse, sino en cuanto que su validez y la posibilidad permanente de su cumplimiento siempre se conservan inalterables.

Los atributos que brevemente hemos reseado son, segn dijimos, condiciones sine quibus non de la norma jurdica con prescindencia de su materia de regulacin y slo son dables en el derecho positivo creado y sancionado por el Estado. En consecuencia, el mbito analtico del Derecho Constitucional queda demarcado en una determinada zona de la ordenacin jurdica estatal. Ahora bien, toda norma de derecho tiene necesariamente un contenido, pues no es posible ni siquiera concebirla como una forma vaca, como una pura armazn sin materia.

Sus elementos esenciales, de ndole meramente formal y que ya han quedado esbozados, deben actuar sobre hechos, fenmenos, situaciones o relaciones dadas en al objetividad social, misma que implica la materia de su regulacin. En el contenido o substrtum de la norma jurdica se plasman principios, postulados, quereres o simples juicios lgicos de muy diversa ndole: econmicos, sociales, religiosos, polticos o filosficos, y cuyo conjunto integra la ideologa de la propia norma, sujeta, por lo dems, a variaciones tempo-espaciales.

En toras palabras, los hechos y situaciones sociales de mltiple causalidad y teleologa, colectivos o individuales, se rigen por la norma jurdica de manera bilateral, imperativa coercitiva; y el criterio rector, que constituye el contenido de dicha norma, y se sustenta en una variada 2 Op.

El mismo criterio lo sustenta el eminente jurisfilsofo Rudolf von Ihering, quien afirma: Slo aquellas normas establecidas por la sociedad que tienen tras s la coaccin estatal, merecen el nombre de derecho, pues, como hemos visto, slo el Estado posee el monopolio de la coaccin, con lo cual se ha dicho implicite, que slo son normas de derecho las investidas por el Estado con ese efecto o que el Estado es la nica fuente del derecho.

El fin en el Derecho. Editorial Cajica, tomo I, p. El estudio del Derecho se ha enfocado tradicionalmente hacia el contenido mltiple y variable de la norma jurdica sin atender a los caracteres esenciales y propios de sta, o sea, sin desvincularla de su materia de regulacin. Por ello, el Derecho se ha analizado desde un punto de vista econmico, social, filosfico o poltico, con al ligazn histrica que ese anlisis no puede eludir; y este mtodo, se ha afirmado, ms que conducir a la integracin de una Ciencia Jurdica propiamente dicha, ha originado, en realidad, una economa, una sociologa, una filosofa y una poltica del Derecho.

Frente al estudio ideolgico de la norma jurdica que penetra en los campos de las disciplinas culturales enunciadas y que de ellas toma sus criterios analticos, la llamada Teora Pura del Derecho propugna el examen de dicha norma considerndola en s misma, como una forma de regulacin, a travs de sus elementos esenciales que la distinguen de otras reglas de conducta humana, prescindiendo del variado y variable contenido que stas y aqullas suelen tener y que en todas es idntico.

En otras palabras, la escuela vienesa, sostenedora de la mencionada teora y cuyo fundador es Kelsen, ha pretendido, en un terreno meramente lgico-formal, estudiar la esencia del Derecho, conceptundolo como conjunto exclusivamente de normas de conducta elaboradas y sancionadas por el poder estatal, mediante la abstraccin de su contenido ideolgico, suministrado por disciplinas culturales distintas de la Ciencia Jurdica.

La Teora Pura del Derecho, afirma tan insigne jurista, es una teora del Derecho positivo a secas, no de orden jurdico especial. Es Teora General del Derecho, no interpretacin de normas jurdicas particulares, nacionales o internacionales. Como teora, quiere conocer nica y exclusivamente su objeto. Procura responder a las preguntas sobre qu es y cmo es el Derecho, peo no a la cuestin de cmo debe ser o cmo debe elaborrselo sic. Es Ciencia del Derecho y no Poltica del Derecho. Si ella se califica como teora pura del Derecho es porque pretende garantizar un conocimiento dirigido solamente hacia el Derecho, y porque pretende eliminar de este conocimiento todo lo que no pertenece al objeto exactamente sealado como Derecho.

Es decir: quiere librar a la Ciencia Jurdica de todos los elementos extraos. Tal es su principio metdico fundamental, que parece ser de por s bien comprensible.

Pero una mirada sobre la ciencia jurdica tradicional, tal como se ha desenvuelto en el curso de los siglos XIX y XX, muestra claramente cun distante se halla de corresponder a la exigencia de pureza. En forma desprovista de todo espritu crtico, hace mezclado la Jurisprudencia con la Psicologa y la Biologa, con la tica y la Teologa.

Hoy en da casi no hay ciencia especial en cuyo reciento el jurisperito se considere incompetente para penetrar. Editorial Losada, S. Su adopcin, sin embargo, no tiene la pretensin de agotar en su totalidad la Ciencia Jurdica, pues la Teora Pura del Derecho no excluye la interpretacin de las normas jurdicas especficas mediante la explicacin de su contenido desde el punto de vista de los principios o tendencias ideolgicas que lo conforman o lo hayan determinado como materia de regulacin.

La interpretacin de las citadas normas, en efecto, consiste en desentraar su sentido ordenador demarcando su esfera de operatividad; y ese sentido no puede fijarse sin tomar en consideracin su contenido. El intrprete de una norma de derecho para cumplir su misin debe, por tanto, acudir a un conjunto de ideas metajurdicas que nutren ese contenido y que, segn hemos dicho, pertenecen a distintas ciencias o disciplinas generalmente culturales que las han elaborado, y sin desatender, por otro lado, la realidad social en sus dimensiones pretritas y presentes y en sus proyecciones futuras.

Cmo sera posible, v. Si prescindiera de esa explicacin, su labor se reducira a la simple e intrascendente afirmacin de que la citada norma es derecho por cuanto que es bilateral, imperativa y coercitiva, pero sin desentraar s sentido mltiple y su honda significacin, ni su implicacin y alcance regulador, objetivo stos que no pueden abstraerse de su contenido o materia.

Estas consideraciones, sin embargo, no restan validez a la Teora Pura del Derecho, ya que sta no tiene por finalidad interpretar normas jurdicas especficas sujetas a factores tempo-espaciales, o sea, precisar su sentido regulador en un momento dado y en un determinado lugar, sino exponer lo que son las normas de derecho en s, con independencia de su contenido ontolgico y de su aspiracin axiolgica.

Por otra parte, la Teora Pura del Derecho encuadra dentro de la filosofa del Derecho o, al menos, no pertenece a la Ciencia del Derecho o jurisprudencia stricto sensu,4 pues sta, segn Recasns Siches, tiene por objeto conocer, entender, o sea interpretar y sistematizar las normas de un ordenamiento de Derecho5.

Ahora bien, la interpretacin, sistematizacin e indagacin no pueden prescindir de la explicacin del contenido o materia del Derecho positivo como conjunto de normas bilaterales, imperativas y coercitivas; y en funcin de tal explicacin, la Ciencia jurdica se enlaza con las dems disciplinas culturales que le proporcionan los criterios para extraer y fijar el sentido de la norma de derecho.

El Derecho Positivo, objeto de estudio de la jurisprudencia stricto sensu se integra con diferentes ordenamientos jurdicos expedidos por el rgano 4 Esta equivalencia nominal la emplea Recasns Siches. Filosofa del Derecho, edicin Bosch, Barcelona, , p. Estos ordenamientos se encuentran colocados en una situacin jerrquica, de tal suerte que la validez de unos depende de la de los otros.

Dada la variedad de ordenamientos jurdicos que concurren en la integracin del Derecho Positivo y atendiendo a que ste es el objeto de anlisis de la ciencia del Derecho o Jurisprudencia en sentido estricto, esta disciplina slo puede concebirse unitariamente como Teora General del Derecho, si tiene como materia de estudio los principios comunes que sustentan a todo el orden jurdico de un pas o a los de diversos pases que presenten homogeneidad cultural.

Por consiguiente, dicha ciencia en general se desenvuelve en diferentes ramas jurdicas especficas, por cuanto que cada una de ellas estudia los diversos tipos de ordenamientos que, segn la respectiva materia que regulan, componen el Derecho Positivo. Una de esas ramas jurdicas especficas es el Derecho Constitucional. La demarcacin de su mbito de investigacin importa una cuestin difcil de precisar, si se toma como criterio la naturaleza de la materia regulada por las normas constitucionales y no a stas en s mismas, articuladas en un sistema preceptivo que se llama "Constitucin".

Hemos afirmado, en efecto, que toda norma jurdica necesariamente tiene un contenido mltiple y variable. Este contenido, que es la materia de regulacin jurdica, puede darse dentro de normas de derecho de diferente tipo jerrquico. En otras palabras, una misma materia, traducida en hechos, actos, relaciones, situaciones, intereses, etc. De esta guisa, y tomando en cuenta exclusivamente dicha materia, no podran con claridad deslindarse los campos de estudio de las distintas ramas jurdicas especficas, pues la investigacin que sobre ella cada una de stas se emprendiera, provocara una recproca interferencia.

As, por ejemplo, en la Constitucin existen disposiciones relativas a las materias civil, penal, procesal, administrativa, laboral, poltica, etc. Por ende, y en vista de esta confluencia normativa, el anlisis de tales materias al travs de su ordenacin jurdica correspondera indistintamente, o al Derecho Constitucional o a las dems disciplinas especficas que integran la Ciencia del Derecho, segn que los principios y reglas que se examinen provengan de la Constitucin o de los ordenamientos secundarios.

Por otra parte, como la Constitucin contiene una serie de normas sobre diversas materias, si su estudio se enmarcara exclusivamente dentro de la esfera investigatoria de las diferentes disciplinas jurdicas distintas del Derecho INTRODUCCION 29 Constitucional, el terreno cientfico de ste quedara a tal extremo reducido, que slo se integrara, por exclusin, con aquellas normas constitucionales que rigieran una materia que no estuviese ya regulada por ningn ordenamiento secundario.

La doctrina, que generalmente ha adoptado ese criterio, presenta, en efecto, una situacin catica por lo que a la definicin del Derecho Constitucional respecta.

Cada autor formula su concepto, pecando ste, o de demasiado reducido o de latitud excesiva, sin expresar certeramente en ninguno de los dos casos, el mbito de investigacin de dicha rama jurdica especfica. Para corroborar esta apreciacin, bstenos aludir a la idea que cada uno de los ms destacados tratadistas ha expuesto sobre lo que entiende por Derecho Constitucional. Seydel considera que esta disciplina tiene por objeto "la determinacin de los rganos por medio de los cuales el soberano provee a las funciones estatales", abarcando su materia la organizacin de la legislacin, de la administracin, del ejrcito y de las relaciones exteriores del Estado.

Tomo 1, pp. Tomo 1, p. Traduccin de Jos G. Acua, p. INTRODUCCION 31 Segn Maurice Hauriou, el Derecho Constitucional "tiene por objeto la Constitucin poltica y social del Estado", afirmando que la "Constitucin poltica" se refiere, por una parte, a la organizacin y al funcionamiento del gobierno o sea del poder que dirige la vida del grupo; por otra parte, a la organizacin de la libertad poltica, es decir, a la participacin de los ciudadanos en el gobierno".

Por "Constitucin social" entiende "la que se refiere al orden social, considerado como un orden individualista que reposa sobre la doble base de las libertades individuales, comprendiendo en ella la de fundacin, y de las ideas objetivas que han formado la civilizacin 11 Esmein atribuye al Derecho Constitucional este triple objeto determinativo: la forma de Estado, la forma y los rganos de gobierno y los lmites de los derechos del Estado. Asienta que "El Derecho Constitucional ha de definirse de modo esencial, jurdico, por su contenido; ste abarca todo el Derecho relativo: a , a la determinacin del soberano en el Estado; b , al ejercicio de la soberana poltica mediante la organizacin social que constituye el Estado no oficial y oficial o Gobierno; e , a las relaciones del Estado, en cuanto estas relaciones aclaran por modo indirecto el criterio prctico que preside el ejercicio de la soberana poltica: comprende esta ltima parte la doctrina de los derechos de la personalidad.

En expresiones elegantes afirma que "Por cumplir una misin eminentemente social, el Derecho Constitucional no puede desarticularse de lo histrico", agregando que "en lo histrico no slo tiene cabida la serie de los ms o menos importantes episodios pretritos, sino tambin y relevantemente los factores ticos e intencionales, que se externan a su vez por la manera de reaccionar la psicologa humana ante las normas.

El formalismo de las normas recoge la savia, favorable o adversa, de los factores vitales, y de este modo el Derecho Constitucional no puede ser nunca formalismo puro, sino vida que se acendra en la norma o que la niega.

El Derecho Constitucional es, por todo ello, el comn aliento jurdico de cada pueblo, la expresin ms alta de su dignidad cvica, el complejo ms ntimo de su historia. Torno rr, pp. Tercera edicin, , pp. Denisov y M. Kirichenko, el Derecho Constitucional sovitico "es una rama del derecho sovitico, cuyas normas legalizan laorganizacin social y del Estado, determinan o instituyen el sistema y los principios de organizacin y actividad de los rganos estatales, los derechos y deberes fundamentales de los ciudadanos y el sistema electoral del Estado sovitico".

No abrigamos, por lo dems, la intencin de refutar las que hemos reproducido, pues simplemente nos contraemos a reiterar que cada una de ellas, o peca de vaguedad, o presenta el defecto de ser o demasiado amplia o muy reducida para delimitar el terreno cientfico de dicha disciplina, aunque en todas ellas se adviertan denominadores comunes. Si definir una idea, expresndola en una proposicin lgica, conduce a los peligros del defecto o del exceso en la definicin, esta peligrosidad se acenta cuando se trata de una disciplina, como el Derecho Constitucional, que, merced a la dinmica social, poltica y econmica de los pueblos, siempre es susceptible de variar la materia de su estudio.

Los conceptos que sobre l se han formulado toman como criterio bsico las cuestiones que tradicionalmente y en cada Estado especfico se han considerado como objeto de regulacin constitucional. De ah que el campo cientfico de tal Derecho se modifique en la medida en que diversas materias socio-econmicas y polticas, principalmente, se convierten en contenido de las normas integrantes de una constitucin determinada.

La rigidez en la mencin de las materias que impliquen el objeto del Derecho Constitucional Ileva inexorablemente a un estudio parcial de la Constitucin si sta incluye dentro de su ordenacin cuestiones diversas que rebasan los lmites de una enumeracin casustica.

Por ello, definir al Derecho Constitucional siempre entraa una aventura que las ms de las veces no se corona por el xito; y para nosotros formular un definicin sobre dicha disciplina jurdica no es tan importante como sealar un 16 17 18 Tratado de la Ciencia del Derecho Constitucional. Torno 1, p. En su objeto de investigacin radica la diferencia entre el Derecho Constitucional y la Teora Constitucional", pues en tanto que sta formula y explica los citados principios que puedan tener o no acogida en alguna Constitucin in concreto, aqul, segn dijimos, analiza un cierto orden jurdico constitucional.

Posiblemente se antoje muy mezquino el objeto del Derecho Constitucional en los trminos que se acaban de indicar; mas en un terreno realista el mbito estudio de esta disciplina as debe demarcarse. Inclusive, la literatura jurdica respectiva nos da la razn, pues las distintas obras que sobre ella se han escrito tienen como materia analtica primordial regmenes constitucionales concretos e histricamente dados.

El estudio de una Constitucin obviamente comprende el de todas sus disposiciones, agrupndolas sistematizadamente en diversas instituciones o materias que aqulla establece o regula. Por ende, la comprensin didctica del Derecho Constitucional debe abarcar todas las instituciones o materias que en la Constitucin se encuentran normadas o previstas por modo fundamental o bsico, ponderndolas nicamente como contenido de las disposiciones constitucionales respectivas.

Si dichas instituciones o materias son objeto de regulacin de una variada legislacin ordinaria que pormenoriza normativamente las reglas consignadas en la Constitucin, el estudio de las mismas, fuera de su conformacin preceptiva constitucional, corresponder a otras disciplinas jurdicas. Para ilustrar las anteriores ideas es pertinente aducir uno de los muchos ejemplos que pueden ponerse.

As, en el artculo de nuestra Constitucin de se consignan las reglas fundamentales y supremas que norman las relaciones obrero-patronales. Esas reglas que se desenvuelven por la Ley Federal del Trabajo, sustantivo o adjetivo el anlisis de las instituciones o materias reguladas por la legislacin secundaria respectiva. Si el Derecho Constitucional significa el estudio de una determinada Constitucin en su totalidad normativa, o sea, d de todas las materias que sta comprende, su enseanza debe abarcar todos los aspectos preceptivos de la ley fundamental.

De ello se descubre la ntima e inextricable correlacin entre dicha disciplina y las dems que integran la Ciencia Jurdica o Jurisprudencia en sentido estricto. En el campo de investigacin de una y de otras pueden concurrir las mismas materias, con la diferencia que stas se analizan por el Derecho Constitucional y por las dems ciencias jurdicas especficas desde un ngulo preceptivo distinto aunque coincidente en los criterios metajurdicos.

As, v.

JUDE DEVERAUX VELVET SONG PDF

Derecho Constitucional Mexicano – Ignacio Burgoa Orihuela [ PDF ]

.

1763 L16BBB PDF

Derecho Constitucional Mexicano Ignacio Burgoa.pdf

.

Related Articles