ENTRE LAS CUERDAS CUADERNOS DE UN APRENDIZ DE BOXEADOR PDF

Berkeley, diciembre de LA CALLE Y EL RING Del mismo modo que no se podra comprender lo que es una religin instituida como el catolicismo sin estudiar con detalle la estructura y el funcionamiento de la organizacin que le da cuerpo en este caso la Iglesia romana, tampoco se puede dilucidar la importancia y el arraigo del boxeo en la sociedad norteamericana contempornea o , al menos, en las franjas inferiores de la esfera social de donde emana, para acabar librndose, una y otra vez, de una extincin peridicamente anunciada como inminente e inevitable, sin examinar la trama de relaciones sociales y simblicas que se tejen en el interior y alrededor del gimnasio, ncleo y motor oculto del universo pugilstico. Un gym segn el trmino consagrado en los pases de lengua inglesa es una institucin compleja y polismica, sobrecargada de funciones y representaciones que no se ofrecen inmediatamente al observador, ni siquiera al buen conocedor del lugar. En apariencia, sin embargo, qu hay ms comn y corriente que una sala de boxeo?

Author:Kazishura Fenrigore
Country:Luxembourg
Language:English (Spanish)
Genre:Sex
Published (Last):21 November 2019
Pages:497
PDF File Size:5.60 Mb
ePub File Size:3.10 Mb
ISBN:313-6-65081-973-5
Downloads:95314
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Kajill



La otra virtud de un enfoque basado en la observacin participada que en este caso era mas bien una participacin con observacin en una sala de entrenamiento comn es que los materiales obtenidos de esta forma no sufren el paralogismo ecolgico que afecta a la mayora de los estudios y relatos disponibles sobre el Noble Arte. Ninguna de las declaraciones reflejadas en este libro se solicit expresamente: los comportamientos que se describen son los del boxeador en su habitat natural y no la representacin teatralizada y altamente codificada que le gusta dar sobre s mismo en pblico y que los reportajes periodsticos y las novelas traducen y magnifican siguiendo sus propios criterios.

Rompiendo con el discurso moralista que alimenta por igual la celebracin y la difamacin que produce la mirada lejana de un observador exterior situado por detras o por encima del universo especfico, la intencin de este libro es sugerir, en principio, cmo el pugilista tiene sentido desde el momento en que uno se toma la molestia de aproximarse para comprenderlo con el cuerpo, de forma casi experimental.

Por eso se compone de tres textos de forma y estilos deliberadamente distintos en los que se yuxtaponen descripcin etnogrfica, anlisis sociolgico y evocacin literaria con el objeto de comunicar lo percibido y el concepto en su conjunto, los determinantes ocultos y las experiencias vividas, los factores externos y las sensaciones interiores que, al mezclarse, forman el mundo del pgil. En resumen, quiere mostrar y demostrar al mismo tiempo la lgica social y sensual que presejKa-el-boxeo como labor corporal en el gueto norteamericano.

He procurado completar la informacin y aclarar los anlisis originales conservando su economa de conjunto. Me ha parecido, en efecto, que las lagunas empricas y la semiingenuidad analtica de este texto de aprendiz de socilogo tenan como contrapartida una frescura etnogrfica y un candor en el tono que-podaitkayudar al lector a meterse en la piel del boxeador.

EHercer texto eg, si se me permite una expresin que roza el oxmoron, una noHca sociolgica. La alianza de estos gneros normalmente separados: jfgjfjfJCffr etnografa y novela, intenta que el lector comprenda los aspectos pugilsticos en lo concreto, tal como son y que vea a los boxeadores en movimiento, como en mecnica se ven los cuerpos y los sistemas, o como en el mar vemos los pulpos y las anmonas.

Percibimos a los hombres y las fuerzas motrices que flotan en su medio ambiente y en sus sentimientos. El ms decisivo fue, sin duda, el carcter oportunista de mi integracin. Efectivamente, no entr en el gym con la intencin expresa de diseccionar el mundo pugilstico. Mi pretensin inicial era servirme de la sala de boxeo como ventana sobre el gueto para observar las estrategias sociales de los jvenes del barrio mi objeto inicial, y slo al cabo de 16 meses de presencia asidua, y despus de haber sido entronizado como miembro del crculo prximo del Boys Club, decid, con el aval de los interesados, hacer del oficio de boxeador un objeto de estudio completo.

No me cabe la menor duda de que jams me habra ganado Ta confianza ni obtenido la colaboracin de los socios del Woodlawn si hubiera entrado en la sala con el objeto premeditado de estudiarla, puesto que esta intencin habra modificado irrevocablemente mi estatus y mi rol en el seno del sistema social y simblico considerado.

Es probable que no hubiera persistido en mi empresa o, an peor, que me hubiera perjudicado gravemente si hubiera hecho mi aprendizaje en un gimnasio anmico bajo la direccin del servicio de parques y jardines del ayuntamiento. Ser el nico blanco en el club habra podido ser un serio obstculo en mi integracin y habra limitado mi capacidad para introducirme en el mundo social del boxeador de no confluir tres factores compensadores. La mayora de [os boxeadores que marcaron los aos ochenta en Chicago pasaron, en algn momento, por el Woodlawn Boys Club, que fue hasta su clausura uno de los principales proveedores de pgiles para los combates regionales.

Al final de su carrera Mohamed Al, que tena una casa no muy lejos, en el elegante barrio de Hyde Park-Kenwood, islote de opulencia blanca en medio del ocano de miseria negra del South Side, tena la costumbre de venir a entrenarse y su aparicin provocaba siempre gran alboroto en la calle.

En segundo lugar, la nacionalidad francesa me otorg una cierta exterioridad estatutaria respecto de la estructura de relaciones de explotacin, desprecio y desconfianza que se da entre blancos y negros en Amrica.

Me benefici del capital histrico de simpata del que goza Francia entre la poblacin afroamericana gracias a la acogida que sta proporcion a los soldados en las dos Guerras Mundiales donde, por vez primera en su vida, se sintieron tratados como seres humanos y no como miembros de una casta inferior y por el simple hecho de no tener el hexis del americano blanco medio que marca continuamente, incluso con su cuerpo, la frontera infranqueable entre comunidades.

Eddie, el segundo entrenador de Woodlawn, me lo explicaba: 8 Te respeto, Louie, porque vienes a un gym y por ser como otro cualquiera de la sala No hay muchos Caucasians [blancos] que hagan eso con los negros Cuando se acercan a ti en la calle tienen cara de susto como si fueras a atacarlos. Por eso nunca hemos hablado con un Caucasian en Hyde Park. Te miran de arriba abajo [mueve los ojos con un aire feroz] y te das cuenta de que hay algo que no va bien. Pero t no haces eso, ests completamente relajado en la sala y cuando vienes a las peleas con nosotros T ests tan relajado que no pareces Caucasian.

Pero ests con nosotros en el gym, hablas con los otros, eres como ellos. No ests tenso ni inquieto con nosotros. Ests tranquilo [lose], te llevas bien con los chicos y ellos te aprecian. Por eso te respeto. Louie, t formas parte del equipo. El otro da se lo deca a alguien en mi trabajo: Tenemos al Fightin Frenchman en nuestro equipo!.

Les has contado que eres one of the guys, que te tratamos como si fueras un negro?.

DECALOGO DEL ABOGADO COUTURE PDF

[Descarga del día] Entre las cuerdas. Cuadernos de un aprendiz de boxeador. Loïc Wacquant

.

FRAZER TOTEMISM AND EXOGAMY PDF

Libro Entre Las Cuerdas: Cuadernos De Un Aprendiz De Boxeador PDF

.

Related Articles