ERIC RAYMOND LA CATEDRAL Y EL BAZAR PDF

Acknowledgements The Cathedral and the Bazaar Linux is subversive. Who would have thought even five years ago that a world-class operating system could coalesce as if by magic out of part-time hacking by several thousand developers scattered all over the planet, connected only by the tenuous strands of the Internet? Certainly not I. By the time Linux swam onto my radar screen in early , I had already been involved in Unix and open-source development for ten years. I was one of the first GNU contributors in the mids.

Author:JoJodal Kagalkis
Country:Cayman Islands
Language:English (Spanish)
Genre:Love
Published (Last):17 April 2006
Pages:98
PDF File Size:9.23 Mb
ePub File Size:12.85 Mb
ISBN:512-5-55357-701-4
Downloads:11414
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Moshura



La Catedral y el Bazar Eric S. Raymond jsoto labpar. Lo que si es seguro es que yo no. No se trataba de ninguna forma reverente de construir la catedral. No todas estas cosas fueron aprendidas del mundo Linux, pero veremos como fue que les vino otorgar un sentido particular. El problema era este: supongamos que un tal monty en locke me envia un correo. Todo buen trabajo de software comienza a partir de las necesidades personales del programador. Los mejores, que reescribir y reutilizar.

Aunque no presumo ser un extraordinario programador, he tratado siempre de imitar a uno de ellos. El programa estaba un poco abandonado, polvoriento y con algunas pulgas menores colgando. Yo actuaba de acuerdo con lo siguiente: 4.

Espero comportarme igual cuando llegue mi turno. Tener usuarios es maravilloso. Flojo como una zorra. Los usuarios de las licencias BSD y del MIT X Consortium no tienen este problema, debido a que no intentan reservarse derechos que cualquiera intente poner en duda.

Esta idea reafirmaba la preferencia de los programadores por el estilo catedral de desarrollo. Los repositorios de archivos en sunsite y tsx mostraban una intensa actividad y muchas distribuciones de Linux circulaban.

Linus se portaba como si creyera en algo como esto: 8. A esto lo he bautizado como la Ley de Linus. Y eso es todo. Con eso basta. A esto se le conoce como el efecto Delphi. Estoy en deuda con Jeff Dutky dutky wam. Este efecto se incrementa cuando los usuarios son desarrolladores asaitentes. El efecto Delphi parece funcionar precisamente debido a estas diferencias. Lo primero que hice fue reorganizar y simplificar popclient.

No es nada divertido ser el responsable de corregir los errores en un programa que no se entiende. Fue de la siguiente manera: 1. Ampliaba mi lista de analistas de versiones beta, incorporando a todo el que me contactara para saber sobre fetchmail.

La recompensa por estas simples medidas fue inmediata. Especialmente cuando esto significa que el correo obtenido de esta manera tiene garantizado verse como un correo que ha sido transferido de manera normal, por el SMTP, que es lo que realmente queremos.

He puesto a buen recaudo parte de ese correo. Cuando por fin lo hice, empero, los beneficios fueron inmensos. Esto significa que alguien que cuenta con una computadora y una cuenta de ISP puede manejar una lista de correos sin que tenga que continuar entrando a los archivos del alias del ISP. La sintaxis de los archivos rc incluyen palabras clave opcionales "de ruido" que son ignoradas totalmente por el analizador de sintaxis. Los programadores han tendido a favorecer tradicionalmente la sintaxis de control, debido a que es muy precisa, compacta y no tienen redundancia alguna.

Sin embargo, hay razones suficientes para andar con cuidado. La sintaxis de control de fetchmail parece esquivar estos problemas debido a que el dominio de su lenguaje es extremadamente restringido.

Algunos usuarios de fetchmail me solicitaron cambiar el software para poder guardar las claves de acceso encriptadas en su archivo rc, de manera tal que los crackers no pudieran verlos por pura casualidad.

La regla general es la siguiente: Un sistema de seguridad es tan seguro como secreto. Esta claro que uno no puede partir de cero en el estilo bazar.

Nuestra naciente comunidad de desarrolladores necesita algo que ya corra para jugar. El programa no necesita ser particularmente bueno. Puede ser burdo, tener muchos errores, estar incompleto y pobremente documentado. Pero en lo que no se puede fallar es en convencer a los co-desarrolladores potenciales de que el programa puede evolucionar hacia algo elegante en el futuro. Tanto el proyecto de Linux como el de fetchmail dan evidencias de esto. Consideremos de nuevo Linux. Hasta ahora, esto parece estar funcionando bastante bien.

No es una coincidencia que Linus sea un tipo que hace que la gente lo aprecie y desee ayudarle. Para hacer que el modelo bazar funcione, ayuda mucho tener al menos un poco de capacidad para las relaciones sociales.

Para resolver un problema interesante, comience por encontrar un problema que le resulte interesante. Esto, sin embargo, se ha entendido desde hace mucho. A este planteamiento se le conoce como la Ley de Brooks, y es generalmente aceptado como algo cierto. Uno era las limitaciones legales producidas por varias licencias, secretos e intereses comerciales. Linux fue el primer proyecto de un esfuerzo consciente y exitoso de usar el mundo entero como un nido de talento.

Deben aprender a usar la Ley de Linus. Por lo tanto, a la Ley de Brooks yo le contrapongo lo siguiente: En especial, agradezco a Jeff Dutky dutky wam. Paul Egger eggert twinsun. Finalmente, los comentarios de Linus Torvalds fueron de mucha ayuda, y su apoyo inicial fue muy estimulante. Richard P. Pese a estar atrasado en algunos aspectos, este ensayo es considerado correcto en algo por los admiradores de Lisp entre quienes me incluyo.

En otras revisiones he incorporado cambios editoriales menores y corregido algunos detalles.

ATAGO ABBE REFRACTOMETER PDF

La Catedral y el Bazar

.

SINDROME DE PAGET SCHROETTER PDF

La catedral y el bazar (versión española)

.

HEART EDMONDO DE AMICIS PDF

Blog de Luis Castellanos

.

IUBITA MEA SPUTNIK PDF

La catedral y el bazar

.

Related Articles